Foto Elderflower (Fondo Blanco)

Con motivo de su décimo aniversario Fever-Tree incorpora a su gama de tónicas la Fever-Tree Elderflower. El nuevo mixer aporta un toque ligero y dulce caracterizado por el aroma floral propio de las flores de saúco y sutiles notas cítricas que se ven equilibradas por el amargor característico de la quinina natural.

La nueva tónica, de corte floral, sigue la filosofía de Fever-Tree de proporcionar un mixer ideal para combinar con destilados de gran calidad, respetando sus virtudes y matices y ofrece una experiencia nueva para los sibaritas de los mejores tragos.

Está especialmente recomendada para ensalzar los aromas de las ginebras y los vodkas más refinados.

Como en el resto de tónicas de Fever-Tree, la quinina empleada en la elaboración de la Fever-Tree Elderflower se extrae de una plantación de árboles de la fiebre situada en la frontera entre el Congo y Ruanda caracterizada por poseer la cepa de quinina con mayor cantidad de este compuesto que existe en el planeta. El resto de ingredientes utilizados también son completamente naturales y los recolectan pequeños productores de alrededor del mundo. No tiene edulcorantes artificiales ni conservantes ni aromas que no ofrezca directamente la naturaleza. Su carbonatación es alta y se caracteriza por sus finas burbujas que ofrecen un carbónico suave e integrado que le permite una amplio abanico de maridajes.

Crear y sorprender. Más allá de la ginebra y el vodka

Pese a estar pensada para su combinación con ginebras y vodkas, desde Fever-Tree se anima a no cortar las alas a la imaginación y a crear nuevas fórmulas y combinaciones con otros espirituosos como pueden ser el tequila o el sake.

Precisamente, Marc Álvarez, Bar Manager del BCN 5.0 –el grupo de restaurantes de Albert y Ferran Adrià-, utiliza la Fever-Tree Elderflower para crear los sake tonics del Pakta de Barcelona. El sake es, sin duda, la bebida estrella del restaurante y el aroma y frescor de las flores de saúco de la Fever-Tree Elderflower Tonic Water combinan a la perfección con sus matices frutales.