Etiquetas

El cóctel más caro del mundo se vendió por 22.534 euros y contenía una sortija de diamantes. Tuvo que ser escoltado por guardias de seguridad hasta
la mesa.