Cualquier local regentado por el gran Francesc Bretau, su coctelera y su “attention to detail” lo podemos llamar… Templo. Su elegancia detras de una barra, estilo y servicio son algunas de las claves de por qué Slow Barcelona se convertirá pronto en un enclave glamuroso y sofisticado para degustar de uno de sus Spice Margarita con Don Julio o La Vie en Rose con Cava y Grand Marnier. El concepto es muy diferente a otras coctelerías en España ya que la planta baja es donde se encuentra la barra de cocktails y en la primera planta un contrastado ambiente más desenfado con la estética de un contemporaneo club británico.

SLOW se encuentra ubicado en una zona residencial animada de Barcelona en el céntrico barrio del Eixample barcelons (C/ París 186. 08036 Barcelona)