Guinness Storehouse

Guinness Storehouse

 

Los días 28, 29 y 30 de noviembre a partir de las 18.00 hrs (el domingo a partir de las 12.00 hrs), la mítica cerveza Guinness inicia un viaje lleno de experiencias y emociones para descubrir su Storehouse, su casa-museo fundada en 1904, que por primera vez se traslada desde Dublín hasta la capital española para sorprender a los amantes de la buena cerveza

 

Abanderado por Billy Power, Director Global de Calidad de Guinness Irlanda, Road to Extraordinary acogerá la esencia de su Storehouse; Proceso de fabricación, proceso de distribución, exposición de fotos y cartelería de publicidad nunca antes vista en España, música en vivo y gastronomía irlandesa se darán cita en el espacio Impact HUB. ¡Descubre el viaje hacia lo extraordinario!

Durante el mes de noviembre podrás tomar una pinta como no se sirve en otro lugar. Y es que Guinness traslada su emblemática Storehouse de Dublín y su impactante Gravity bar al corazón de Madrid para dar a conocer la auténtica esencia irlandesa, su proceso artesanal y descubrir al mundo por qué son esenciales los 119,5 segundos al servir cada pinta, ni más ni menos. Y es que existe todo un ritual alrededor de la pinta perfecta y durante estos tres días el visitante podrá descubrirlo.

Los días 28, 29  y 30 de noviembre, en el multiespacio Impact Hub Madrid (C/Gobernador, 26), comenzará el viaje hacia lo extraordinario, o lo que es lo mismo, un recorrido por diferentes espacios donde, a través de salas interactivas, el pasajero podrá sumergirse en la célebre trayectoria de Guinness. Visitará la sala de elaboración donde se podrán experimentar los diferentes ingredientes que hacen de esta cerveza, la cerveza oscura por excelencia, paseará por la sala del maestro tonelero donde se explicará el proceso de distribución y cómo es posible que todas las Guinness del mundo salgan de la fábrica de Dublín, y conocerá el tiempo exacto para servir la pinta perfecta. ¿La recompensa después de un día de duro trabajo? Entrar en el increíble Storehouse emplazado en un espacio que recuerda a fábrica irlandesa con ladrillos vistos, cemento y hierro en las ventanas. Además el visitante podrá disfrutar de la auténtica gastronomía irlandesa supervisada por el prestigioso chef del storehouse de Dublín, Justin O’Connor, que viaja exclusivamente para ofrecer los auténticos platos irlandeses que maridan a la perfección con una pinta de Guinness.

Para los amantes de la comunicación y la publicidad, se ha habilitado una extensa exposición de campañas publicitarias de Guinness desde sus inicios hasta la actualidad ¿El objetivo? Hacer viajar el espíritu Guinness a todas las partes del mundo e intentar vender tantas pintas de Guinness como se venden en el Storehouse de Dublín. ¡Unas 3 millones de pintas al día!

Con esta iniciativa, Guinness pretende exportar su conocimiento sobre la cerveza a todos los amantes de esta bebida trasladando por primera vez su Storehouse, la Casa de Guinness, a las principales capitales de Europa. En 1997 abrió sus  puertas al público y en el año 2000 se creó lo que hoy conocemos, una experiencia interactiva con el visitante.

Este viaje, al igual que Guinness, pretende unir distintas generaciones para disfrutar de la mejor música con la mejor pinta. La marca se ha convertido en un auténtico icono de Irlanda, convirtiéndose en la cerveza perfecta para compartir con amigos y familiares, en un auténtico símbolo de amistad y de unión.